Tangram XII.4: sin título/ Huyo

Larraitz, Tangram Project, Tangram Project XII

Larraitz, Sin título.

Huyo

Me costó meses de introspección, kilómetros a gachas por túneles de recuerdos oscuros, pero por fin estaba allí. No me sorprendió el desorden. Los escombros, la bola del mundo girando sórdida por el suelo de la clase, el eco de los chiquillos corriendo despavoridos… Mi cubrepolvo teñido de tierra sanguinolenta, las rodillas heridas, mi cuerpo tembloroso… No tenía dudas, había vuelto al centro de mi infancia, donde empezó todo. Después, solo quedó un camino, huir. Los familiares que quedamos vivos recogimos lo que no habían enterrado las bombas y atravesamos los restos de la ciudad en carne viva para cruzar el desierto hasta adivinar la costa. Cuando apenas empezaba a oler a mar, llegaron los piratas. A cambio de despojarnos nos hacinaron en un cuchitril que flotaba con dificultad. Partimos. Incómodos y hambrientos, partimos. Partimos para no llegar. Fue entonces cuando quedé atrapado en esto. Desde algún lugar donde floto a la deriva, entro en túneles de recuerdos oscuros que me devuelven cada vez al mismo centro de mi infancia, del que huyo, una y otra vez, hasta regresar a la deriva del desencuentro.+

Javier Lópex

Anuncios

Tangram XII.3:El viaje/Espejos

Javier Lópex, Tangram Project, Tangram Project XII

Javier Lópex, El Viaje. 2016

Espejos

Hay rincones que nunca transito,
salones vacíos y negros,
palacios brillantes con luces de vela.
Hay ocasiones que solo son útiles
como alfombras que dan la bienvenida
como los gatos entre las piernas
o el sol tras las pesadillas.

Una mesa de contornos negros
late al borde de un precipicio,
una hoja de papel blanco duerme
esperando que me acerque.

La puerta no se abre
y los ojos se cierran,
cada vez toco más fuerte
en el fin del mundo,
al otro lado de los párpados
mientras una fina lluvia
escasea a lo largo de mis grietas.

Toni G. C.