Tangram XII.1 En tanto ellas/Sueño

Isabel Gallardo, 2016, Tangram Project

Isabel Gallardo, ...en tanto ellas se enredan a lo vintage, 2016.

Sueño

Enrédame con tus besos y tus caricias

Enrédame con tus excusas y tus mentiras

Bésame con la mirada preñada de risas

Líame entre tus ropas y tus abrazos

Líame con tus palabras de sueños llenas

Duérmeme entre tus sabanas aroma a canela

Déjame soñar contigo, sentir tu piel

Déjame tocar tu pelo, jugar con él

Suéñame, pues en tu sueño te amaré

Nekabitt

Tangram IX.4: Caleido urbano/El dibujo

Nekabitt, Caleido urbano

Nekabitt, Caleido urbano

El dibujo

Tras coger aire y sin pensárselo mucho, se lanzó a la piscina para bucear hasta el fondo. Conforme se iba acercando, la imagen se fue haciendo más nítida. No tardó demasiado en tocarla con sus manos. No era un mosaico, como creía. Ni una pintura, porque no era completamente lisa. Podía acariciar cada una de las formas que componían aquella imagen: las figuras estrelladas, los pequeños rectángulos que rodeaban el asterisco central y esas piezas de un rojo llamativo que no terminaba de reconocer y le recordaban a un pez.

Quiso patalear para volver a la superficie y pronto entró en pánico. Por mucho que se moviese no alcanzaba a verla, al contrario, parecía alejarse cada vez más. La oscuridad también empezó a engullirla.

El mordisco de su gato en el dedo meñique de su pie le devolvió el aire a los pulmones. Y a la realidad, con un sobresalto y taquicardia. Solo el golpe de algo que cayó al suelo, la volvió en sí. Era un libro, el que estaba leyendo antes de dormirse. Al cogerlo, se deslizó algo de entre sus hojas. Era uno de sus muchos dibujos. Le gustaba viajar y disfrutaba dibujando las cosas que más le gustaban. Pero ése representaba algo que no había visto jamás, en ninguna parte… salvo en su sueño:

Las figuras del fondo de la piscina.

Elena Pacheco

Tangram IX.3: Ausencia/La libertad azul

 

Patxi Granado, Ausencia. 2015

Patxi Granado, Ausencia. 2015

La libertad azul 

Momentos de calma, tierna soledad, un horizonte entero para contemplar, para poder soñar. Poder dejar la mente libre, sin prejuicios. Evitar el terror de la gente por temor a introducirse en nuestras ensoñaciones, en nuestros anhelos.

No permitimos que nuestra verdadera personalidad vuele cuando estemos rodeados, paseando entre la multitud. Preferimos ser libres cuando contemplamos el infinito mar, remanso de paz y tranquilidad, de furia y de pasión, de infinitas historias, de amor y grandes batallas libradas para infundir temor y respeto a los enemigos.

Cada día mis pies guían el sendero que ya fue marcado a través de mi alma y de mi corazón, la belleza y la fascinación que me produce el contemplarlo a diario pudiendo imaginar mil y una maravillas que se puedan hallar, las aventuras que se pueden compartir, las amigas que puedes encontrar en cada puerto, locuras inconfesables, esa enseñanza y sabiduría que solo alguien tan grande y longevo puede transmitir con tantas tonalidades reflejadas bajo este cielo y bajo esta luna que es tu amante tardía.

Cada ola que golpea y se desliza entre las rocas son caricias y besos apasionados de amantes que se funden momentáneamente en sentimientos duraderos a lo largo del tiempo.

Observar algo tan bello cautiva de una forma tan mágica y sensual que hace que su hechizo te atrape de tal forma que solo quieras deslizarte en cada historia, en cada momento, en cada recuerdo  y simplemente soñar.

Serezade López

Tangram IX.1: Algún lugar/El viaje interior

Laura Antúnez de la Maza, Algún lugar entre Sevilla y tú, 2014.

Laura Antúnez de la Maza: Algún lugar entre Sevilla y tú, 2014.

El viaje interior 

Silencio.

Respuesta que obtengo a los gritos de angustias lanzados al mundo.

Silencio.

Me rodea una gran ciudad, llena de vehículos, personas, obras…

Y solo escucho silencio.

Clamo por ser oída, lucho por ser notada, no por destacar, si no por sentirme una más.

Y huyo…

Siento.

El camino me llama, siento mi yo y escucho.

Siento.

Los colores me llenan y bulle en mí la urgencia de vivir.

Siento.

Que siempre he sido persona, que por fin mi sitio está aquí.

Nekabitt

Tangram VII.7: Tardes de Recreo/Ella/Misteriarca

Nekabitt, Tardes de recreo, Tangram Project.

Nekabitt, Tardes de recreo.

Ella

Fría como un témpano, danzará a medianoche bajo el sonido de una orquesta que solo ella oye. Se deja llevar porque se sabe dueña del tipo de libertad que es nutrida de la desgracia de otros. Que no te engañen sus sinuosas curvas como reclamo de calidez porque es cortante, posee un pico cuajado de aristas. Siembra la discordia a su paso y da rienda suelta a las envidias. No es de fiar. Cuando escuches su canto a la luz de la luna será presagio de muerte. Con una mano y astucia  infinita te hará creer en la pureza de su alma acunada por Odette mientras con la otra, esconde el rastro de plumas negras regadas sobre su espíritu bajo la alfombra por Odile. Nunca serás capaz de adivinar cuál de las dos se presentará en tu puerta esta noche. Ella es una, las dos y ninguna a la vez. Prepárate, porque ella, aprendió a oler tu miedo y se alimenta de él. Sus ojos se clavarán en ti y en el tiempo en el que tarda en batir sus alas, ya estarás perdido ¿Aún no te has enterado? Un cisne ha nacido.

Diana Hinojosa

Francisco Morales, Misteriarca. 2014

Francisco Morales, Misteriarca. 2014

Tangram VII.5: Popea/Sin Título

Leila Amat Ortega, Popea.

Leila Amat Ortega, Popea.

Me recreo en tu silueta a cada oportunidad,
que tú inconsciente me brindas
cuando en las claras aguas tu ser insertas,
cuando mis suaves ondas tu piel acarician.
Me haces sentir privilegiado
cuando en mi espejo te miras,
pues siento con cada reflejo tuyo,
que me das algo de vida.
Espero en cada atardecer,
a que pasees por mi orilla
para poder enredar tus pies,
con mis caricias infinitas.

Nekabitt